7.7.09

Hombre Aceituna


Prestá atención al hombre aceituna: se alimenta de morrones y de oliva.

Mirá qué verde su color, qué vigor en sus bracitos. Endereza su cabeza como un roble, se entrelazan los músculos de su cuello. Su hueso es un carozo de hierro, su cabito es como el mármol. Sus zapatos lustrados brillan como acero pulido.

Es el primero en el frasco, rey de sus compañeros. Toda la cocina debe responder ante él, y todos los que en ella pululan.
Encima de la pizza se revuelca, dentro de la espesa salmuera se sumerge a nadar. El aceite lo hace brillar, el morrón lo hace relleno. Aunque el tenedor se acerque, no teme; duro permanece, aunque le sea hincado un diente.

¿Quién podrá acercársele con cuidado, y darle un mordiscón?

1 comentario:

El Profe dijo...

¡Qué personaje! La verdad que el hombre aceituna me gusta... me gustan las aceitunas espero que no sea vengativo por los frascos que han pasado por mi.

(Muy buenos la historietita del meteorito y la de Luis caralibro)

¡Saludos!