27.7.09

Manual de la Vida: VOL CXLVII, Inciso 23.041

Cómo pasarle el pan al tuco, luego de finalizado el plato:













Sujete el pan entre su pulgar, índice y mayor; de carecer de algunos de estos reemplace con algún otro. Asegúrese de tenerlo firme y cómodo, de forma que le sea fácil de maniobrar.





Pase el pan sobre el plato suguiendo la proporción áurea. La espiral se sigue hasta el infinito por lo que el momento de finalmente despegar el pan del plato queda a gusto del consumidor.










No intente sujetar el pan con sus fosas nasales; es sumamente desagradable y podría mancharse la barbilla.












No intente sujetar el pan entre los codos; podría manchárse estos y además se le complicaría para comer aquel. Para algunas personas es de mala educación; para mí es divertido.






La próxima semana, el volumen MMXLVII del Manual de la Vida: Qué hacer cuando una cabra descontrolada nos rompe la única lámpara con la que nos alumbramos (neutralizamiento de cabra en oscuridad, y reemplazamiento de lámpara a tientas).

No hay comentarios: