29.8.09

Leyendas


Cuenta Plinio, el Viejo, en su Naturalis Historia, que a orillas del río Cenon crece un árbol cuyos frutos son boletas ganadoras de Quiniela.
Leyendas orientales también lo mencionan (resaltan los escritos esotéricos de Yao Ming), como así también parece haber un paralelismo en una antigua leyenda egipcia acerca de un árbol que se dice que dentro de sus frutos se ocultan boletas ganadoras del Telekino (1).
Imposible no adjuntar aquel famoso verso de La Ilíada donde se menciona un arbusto de similares características:

"Dichoso aquel que encontrara el arbusto artemiso, pues a él le serán dados la fortuna, la enhorabuena, y los años de vermouth y sushi."







(1) Dícese que sus frutos son tan pequeños, que es imposible comerlos sin tragarse con ellos las boletas.

No hay comentarios: