7.9.09

Sobre la masa y el individuo


El mundo oriental es rico en pensamientos paradójicos, al punto de su conocida ley de que todo es a su vez su opuesto; Isaac Asimov, en su faceta como físico, decía que era imposible predecir el comportamiento de una molécula, pero que un conjunto de moléculas es totalmente predecible (y hasta susceptible de formar leyes universales), y trasladaba esto hacia una pseudo-teoría sociológica: es imposible predecir el comportamiento o reacción de un individuo, pero es factible adelantarse al comportamiento de la masa en su conjunto.
Esta paradoja me parece ocultar algo más, no creo que el individuo sea simplemente el opuesto de la masa, existe algo más que lo hace actuar de forma diferente al sumarse a ella. En Hombres de Negro le dicen a Will Smith que si le revelan a una persona que existen los extraterrestres, esta persona lo comprendería pacíficamente; pero si se lo dicen a todas las personas al mismo tiempo, todos se volverían locos y saldrían a romper todo (bueno, se lo dicen con otras palabras).
¿Qué es lo que tiene la masa que no tiene el conjunto de individuos? Tal vez sea algo instintivo que lo motive a uno a seguir al grupo; y cuando uno está solo uno dice "ma' sí, yo hago la mía". No fue muy académica mi resolución, pero anda por ahí.

Al igual que el conjunto de moléculas de gas, la masa tiene propiedades autónomas al individuo, más fuertes (quizá por venir en montón, y potenciarse internamente) que las inherentes a él, por lo que la reacción masiva predomina por sobre la reacción individual.
Sepan entonces que la masa no es simplemente un conjunto de individuos, existe un valor agregado que lo modifica (a veces incluso lo lleva hasta su opuesto), lo que explicaría por qué la sociedad en conjunto hace cosas que a nosotros como individuos nos parecen impensables. Esta paradoja (reflotando el término) me recuerda a aquél pensamiento que dicta que las contradicciones ocurren cuando se está de acuerdo en algo en el plano general, pero se discrepa en lo particular. La antítesis masa-individuo es un moderno ejemplo de esto.

1 comentario:

Chris D. dijo...

"Mi lenguaje siútico y lacónico no tiene otra finalidad que la de resaltar tu mediocridad"

Karina Jelinek